November 20, 2017
  • Blog

5 cosas que nunca deberían pasar en tu sala de estar

Tu sala de estar es un lugar para conectarse con amigos, pasar tiempo con la familia, relajarse solo y puedes ser un buen lugar para albergar a las visitas cuando llegan a hospedarse en tu casa por una o un par de noches, por lo que el considerar un sofá cama en tu mobiliario bien vale la pena.

Lo que no debería ser es un lugar para cualquiera de estas cinco cosas. Echa un vistazo a esta lista y destierra cualquiera de estos casos si han atentado tu espacio vital.

  1. Ser una zona de desastre y te disculpas por ello

¿Comienzas a ver que está lleno de pelo de tu mascota, por los proyectos de bricolaje sin terminar, por el sofá que todavía no es el sofá de tus sueños? ¿Lo haces en voz alta a los invitados que visitan tu sala de estar? Detente.

No solo las personas que se preocupan por ti son los más importantes y realmente no les importa cómo se encuentra este espacio, sino que al pedir disculpas no es una forma de recibir una visita u ofrecer un alojamiento.

  1. Esconder demasiadas cosas con frecuencia

Si te has vuelto inteligente con el almacenamiento, las cajas y los muebles de doble función para esconder las cosas que no usas todos los días pero que aún necesitas, ¡genial!

Si usas los espacios de almacenamiento ocultos de tu sala de estar para cualquier cosa, basura o desorden con los que no tienes ganas de lidiar durante una sesión de recogida rápida, es posible que tengas una sala de estar que se sienta abarrotada incluso si todo está “técnicamente” escondido.

Es posible que tus ojos no puedan ver todas esas cosas ocultas, pero tu mente sabe que están ahí, acechando, esperando a que las pongas en orden o puedan salirse ante la presión ejercida.

  1. Pasar demasiado tiempo entre los lugares ocultos de limpieza profunda

Tu sala de estar probablemente sea muy útil e incluso si has aspirado la alfombra y el polvo de las superficies con regularidad, es posible que te falten algunas áreas clave que se están ensuciando como debajo de los cojines de tu sofá o el ventilador de techo.

¿Has movido tu sofá cama fuera del camino para aspirar allí últimamente? ¿Cuándo fue la última vez que sacudiste o aspiraste las persianas o las cortinas?

Todos estos son pequeños puntos que, si se evitan durante demasiado tiempo, pueden agregarte un espacio más sucio de lo que crees.

Así que programa un día en particular para realizar una limpieza profunda cada pocos meses para que puedas mantener uno de tus espacios más utilizados de forma saludable.

  1. Organizar tus muebles en torno a su uso

Puedes optar por usar tu sala de estar de la forma que mejor se adapte a tu estilo de vida, ya sea conversando con tus invitados, viendo maratones de películas u otra cosa, pero la clave para crear un espacio funcional y útil es organizar tus muebles en torno a su uso.

Entonces, si deseas tener una sala de estar donde la gente se siente a platicar no organices un espacio en donde se concentre el espacio alrededor de un televisor. Y si deseas organizar noches de cine en tu hogar, no crees una configuración de sala de estar más propicia para la conversación.

  1. Usar zapatos

Usar zapatos en cualquier parte de tu casa es una forma rápida de que se ensucie más de lo que debe ser. Pero debido a que la sala de estar a menudo está más cerca de la entrada de tu casa, esta habitación será más difícil de llegar a ella sin quitarse los zapatos.

En la medida de lo posible sería bueno el poder facilitar el no uso del calzado, de no ser así, entonces será una habitación que deberás asear con mayor frecuencia por ser la primera estancia de recibimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *