July 23, 2018
  • Blog

¿Qué la Imagen por Resonancia Magnética o IRM?

Quizá ya has visto lo que es y cómo se hace en algunas series de televisión muy famosas como Dr. House o Greys Anatomy, pero considero que es importante saber lo que es una Imagen por Resonancia Magnética y hoy quiero platicarte lo más sencillo posible, así como abordar brevemente algunos temas como su funcionamiento y para qué se utiliza. Espero la información que encuentres aquí te sirva y te sea de gran ayuda. Sin más por el momento, comencemos.

La Imagen por Resonancia Magnética o IRM es un aparato tecnológico de imágenes no invasivo que produce imágenes automáticas tridimensionales y sumamente detalladas, y una aspecto muy positivo es que no utiliza radiación que pueda dañarte. Usualmente se utiliza para la detección de algunas enfermedades, para el diagnóstico y el monitoreo de distintos tratamientos. La tecnología que utiliza es sofisticada, pues estimula y detecta el cambio en la dirección del eje de rotación de protones que se encuentran en el agua que compone los tejidos.

¿Sabes cómo funciona? La IRM utiliza imanes muy poderosos que producen un potente campo magnético que obliga a los protones que tenemos en el cuerpo a alinearse con ese campo. Estos protones son estimulados y giran fuera de equilibrio luchando contra la fuerza del campo magnético al ser pulsada una corriente de radiofrecuencia a través del paciente. Cuando el campo de radiofrecuencia es apagado, los sensores de la resonancia magnética son capaces de detectar la energía liberada mientras los protones se realinean al campo magnético, lo cual puede tardar dependiendo del entorno y la naturaleza química de las moléculas, estos aspectos también afectan la cantidad de energía que puede ser liberada. Con este procedimiento muy tecnológico, los médicos pueden llegar a identificar la diferencia entre los distintos tipos de tejidos basándose en estas propiedades magnéticas. Para realizar la Imagen por Resonancia Magnética, los doctores colocan al paciente dentro de un imán muy grande y debe permanecer inmóvil durante el proceso, esto para que la imagen no salga borrosa y afecte al diagnóstico. La mayoría de las ocasiones los médicos administran al paciengte los medios de contraste por vía intravenosa antes o durante la IRM para aumenta la velocidad a la cual los protones se realinean con el campo magnético. La rapidez con la que se alienan los protones ayuda a que la imagen sea más brillantes y permita un diagnóstico acertado y fidedigno.

Una IRM se utiliza particularmente para la obtención de imágenes de las partes no óseas o de los tejidos blandos del cuerpo humano. Las partes del cuerpo que suelen verse con mayor claridad en una resonancia que en una tomografía son el cerebro, la médula espinal y los nervios, así como los músculos, ligamentos y tendones se ven con mucha mayor claridad que al realizarte unos rayos x o una tomografía. Además, otra gran diferencia es que, como ya mencioné, no pone en peligro la calidad de vida del paciente al no utilizar radiación. La resonancia también se ha convertido en un elemento de suma importancia para los neurocirujanos, quienes tienen la posibilidad de crear un mapa para que a la hora de operar ya tengan bien definidas las zonas que invadirán.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *