December 14, 2017
  • Blog

Si ya tienes una promesa de marca, genial. Ahora habrá que mostrarla a tu público objetivo

  • November 15, 2017

Tener una promesa de marca cuidadosamente elegida es importante, pero el desplegarla a tu público objetivo es aún más importante.

Tu promesa de marca no debería estar flotando en el vacío.

Para que hagas una diferencia en el comportamiento de compra de tus prospectos, necesitas promoverte activamente y fundamentalmente debes ser creíble.

Para responder a la pregunta sobre cómo puedes hacer que una promesa de marca sea creíble, así como también cómo puedes difundirla a sus seguidores, podemos considerar los cuatro tipos de credibilidad, definidos por el investigador BJ Fogg de la Universidad de Stanford:

  • Presunta credibilidad
  • Credibilidad de renombre
  • Credibilidad superficial
  • Credibilidad ganada

Veamos a que se refiere BJ Fogg con “Presunta credibilidad”

La presunta credibilidad se basa en nuestras suposiciones generales y es la más fácil de estos cuatro tipos para mejorar.

Tendemos, por ejemplo, a ver las marcas conocidas como más creíbles que las que no conocemos.

Entonces, si el conocer una marca automáticamente la hace más creíble, la solución simple es hacer que más personas se familiaricen con tu empresa.

Esto se logra a través de tus esfuerzos de comercialización. Por ejemplo, podrías:

  • Mantener una presencia activa en las redes sociales
  • Contribuir con artículos a los blogs dentro de tu industria
  • Enviar comunicados de prensa para ser presentados por los medios
  • Comprar anuncios pagados
  • Patrocinar eventos dentro de tu industria

La lista continúa, por supuesto. Aquí lo importante es elegir las tácticas de marketing más adecuadas para tu empresa que mejor se ajuste en tu industria.

Mide tu progreso para asegurarte de que tus acciones están teniendo el efecto deseado.

Usa Alertas de Google para evaluar la frecuencia con la que tu marca se menciona en línea, junto con herramientas como HowSociable o Cyfe para rastrear el sentimiento que rodea estas menciones.

Para la “Credibilidad de renombre” ésta proviene de referencias de terceros.

Esto puede ocurrir en forma de referencias de amigos o familiares, o de revisiones dejadas en línea por clientes anteriores.

Aquí consiste en aprovechar las experiencias de una audiencia diversa por lo que hay varias estrategias diferentes que puedes utilizar para mejorar tu reputación.

Para acceder a los contactos directos de un cliente potencial, prueba el impacto de un programa de comercialización de referencia.

Estos esquemas les permiten a tus clientes referir a otras personas que conocen, generalmente a cambio de un descuento de ida o de ida y vuelta.

Los programas de comercialización de referencia funcionan porque los consumidores confían en las referencias que provienen de las personas que conocen.

La implementación de un programa de comercialización de referencia no tiene que ser complicado.

Además de tocar los círculos sociales de tus clientes, puedes persuadirlos de tu confiabilidad mediante el uso efectivo de pruebas sociales.

Y lo más interesante de este asunto es que para influir en tu público objetivo en cuanto a estos dos tipos de credibilidades, no necesitas más que trabajar en oficinas virtuales.

Muchas empresas así comienzan a influir en su público objetivo, así que no te detengas por no contar con un espacio físico… todo inicia, después de definir tu producto/servicio y una vez teniendo tu promesa de marca, en comenzar a “gritarlo a los cuatro vientos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *